#VivosLosQueremos – Ingrid Beck saca un protocolo para acosos sexuales en la redacción para Mariano Lucano. La Revista Barcelona está bien y no hace comentarios.

 

#TibiezaObliga , volvimos en fichas coleccionables.


La lucha encarnizada comenzó en Abril del año pasado cuando Mailén Farías y Rocío denunciaron a Miguel del Póppolo cantante de “La Ola que quería ser Chau” en dos videos de Youtube. Un llamado a las armas que convocó a un montón de mujeres del mundo del Rock, cuyo objetivo fue que la justicia tomara cartas en el asunto y que Miguel del Póppolo fuera procesado por abuso sexual y violación. Una lucha encarnizada contra un sistema enraizado de la cultura de la violación en el mundo del Rock.

yanonoscallamos

Dichas denuncias trajeron visibilidad sobre el caso de Cristian Aldanda, cantante de la banda “El Otro Yo” y expresidente de la UMI. Ariell Luján había realizado tres denuncias en el 2010, denuncias que fueron desoídas por la justicia. A raíz de las denuncias a Miguel del Póppolo, que sirvieron como destape de una olla de presión, se viralizó una foto de un repudio que Ariell y un grupo de mujeres habían realizado en Patagonia con una pancarta. Ariell volvió a realizar en mayo de 2016 la denuncia en ATAJO y ahí se enteró que se estaban realizando más denuncias contra Cristian Humberto Aldana en la UFEM, entre las que se encontraban las denuncias de Charlie di Palma y Felicitas Marafioti, entre otras denunciantes que prefirieron mantener sus identidades en la confidencialidad. A pesar de la presión e intimidación que impusieron estos “íconos”, la revictimización y tibieza de varios medios, figuras de autoridad, referentes y otros artistas, la lucha de estas mujeres continuó adelante. Esto llevó a que el 23 de diciembre de 2016, Cristian Aldana fuera puesto en prisión preventiva y se le imputaran los cargos de abuso sexual gravemente ultrajante y con acceso carnal en concurso ideal con corrupción de menores en calidad de autor, reiterado en siete oportunidades; como dictaminó el Juez Roberto Oscar Ponce en su resolución. Tiempo después, Miguel del Pópolo siguó por el mismo camino.

Lo que nos lleva al punto de esta reflexión: como algunos medios aun hoy van esconderse detrás de la corrección política con tal de defender abusadores y violadores hasta que no quede otra.

A diferencia de como sucedió en Hollywood este año cuando Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow y Rose Mc Gowan entre otras que hicieron público su testimonio sobre los abusos sexuales realizados por Harvey Weinstein lo que sirviGoodyear-Weinsteinó como pie para que se hiciera un verdadero destape en Hollywood —como puede verse en la página Tu Ídolo es un Forro— en Argentina, la mayoría de los medios y los lugares de trabajo de estos sujetos, con honrosas excepciones, hicieron todo lo posible por apañar a los violadores y abusadores hasta que no pudo hacerse más. Es decir hasta que ya era una vergüenza flagrante encubrirlos.

Es como si para algunos medios argentinos, clubes nocturnos, asociaciones de músicos, etc., a diferencia de la gran industria de Hollywood y toda su maquinaria de medios, les fuera necesario esperar la denuncia “formal” en la justicia para: dar el nombre del violador a abusador, comprometerse y tomar una postura política al respecto y dejar de apañar al violador o abusador.

Es decir, para creerle a las víctimas.

Lo mismo sucedió con el caso de Ariell, Mailén y Rocío. La mayoría de los medios no dejaron de acosarlas y poner en duda sus testimonios hasta que del Pópolo y Aldana estuvieron procesados. Cuando denunciar ante la justicia no es una obligación de la víctima sino un derecho.

La mayoría de los diarios y revistas argentinos van a tomar la foto de la víctima, mostrarla hasta el hartazgo y proteger al victimario, ese maravilloso buen hombre al que “estas locas” pretenden arruinar hasta que su inmundicia sea flagrante. Es decir, mejor dicho, hasta que estas locas “den la cara” y hagan la denuncia en la justicia para mostrar que “es en serio”.

barcelona

Un claro ejemplo de esto, es lo sucedido hace poco con Ingrid Beck en cuanto a los casos de Mariano Lucano, redactor de la revista Barcelona (pueden informarse aquí y aquí) quien al enterarse del acoso de Lucano a una joven menor de edad se comunicó con Ariell Luján de #YaNoNosCallamosMas para solicitar su colaboración en esclarecer este caso y “ayudar” a las denunciantes, quienes prestaron sus testimonios de forma anónima para evitar ser expuestas a revictimizaciones. Ingrid Beck, solicitó el nombre de la persona que realizó el primer testimonio —ya que el segundo todavía no se había publicado—, dato que se le denegó para manter protegida su identidad.

Se le solicitó a Ingrid Beck que sería genial que sentara una postura política con este tema, debido a su lugar de referente social y su alcance. A partir de entonces, Ingrid Beck dejó de estar disponible, y la revista Barcelona emitió este comunicado:

“Revista Barcelona comunica que ante la publicación de un posteo anónimo en un blog, en cuyo texto se involucra a un integrante de la redacción en un episodio de acoso sexual, la revista ha decidido separarlo hasta tanto se aclaren los hechos allí relatados.

La redacción de Barcelona se compromete a hacer todo lo que sea necesario para que la situación se esclarezca y queda a disposición de quien escribió el posteo.

Los que hacemos Revista Barcelona”

Sí, este fue el comunicado. Firmado: “Los que hacemos Revista Barcelona”. Se elige mantener el anonimato de Mariano Lucano y hablar de “un integrante de la redacción”, por “un posteo anónimo en un blog”, es decir, el blog de #YaNoNosCallamosMas y como la revista “ha decidido separarlo hasta tanto se aclaren los hechos allí relatados”. Es decir, que en principio, sin tener mucha consideración no sea que esto crezca, por una cuestión de corrección política si se quiere, vamos a separar a Lucano porque hay testimonios de que es un pedófilo. Es decir, hasta que las víctimas den la cara. En tanto y en cuanto las víctimas aparezcan y podamos revictimizarlas, subir fotos de ellas, acusarlas de que no se ven como verdaderas víctimas, de que seguro querían llamar la atención, no vamos a desvincularlo y elegir creerles sino podemos destriparlas online, poner notas de ellas prestando testimonio para después poder poner una nota de Lucano adjunta y defendiéndose (como hizo cierta revista bastante famosa de Rock), sino podemos destriparte, elegimos no creerte y caretear que tenemos un protocolo. Es decir, hasta que algún otro medio se haga eco de esto, vamos a ser políticamente tibios.

Mariano Lucano
Mariano Lucano

Estos son algunos medios en Argentina, Diciembre de 2017.

Después de Miguel del Pópolo y Cristian Aldana.

Después de que Ingrid Beck dejó a Cordera machorrear en su escuela de periodismo.

Después de una mujer muerta cada 18 hs.

Después de Netflix expulsando a patadas a Kevin Spacey.

Pareciera que algunas historias, algunas vidas, valen más que otras y también dependen para algunos del lugar geográfico del que provienen. Acá en Argentina, para algunos medios, primero están los machos y después las sobrevivientes.

A esta altura del partido, la tibieza es COMPLICIDAD. No se puede ser tibix cuando estamos hablando de estos temas porque ser TIBIA, como en el caso de Ingrid Beck, es un lujo. Un lujo que puede darse, debido a su lugar de privilegio: el privilegio de ser un referente social y tener un micrófono y olvidarse cada tanto, que mujeres menos afortunadas que ella mueren cada 18 hs. en parte por culpa de medios como a los que ella pertenece que con su silencio alimentan la impunidad de los beneficiarios directos de este sistema patriarcal.

Otra vez, gracias Ingrid. Quedate tranquila que no te vamos a llamar y exigir nunca más que sientes una postura política razonable, así no te comprometemos con tus amigos. Sororidad ante todo.

#NiUnaMenos , Ingrid.

#VivosLosQueremos


28/12/2017 -¡ÚLTIMAS NOTICIAS! – “Los que hacen revista Barcelona” HOY dejaron de mantener en el anonimato al acosador. Ahora en el comunicado figura el nombre de Mariano Lucano. ¿Todo lo demás? Bien gracias.

Un comentario en “#VivosLosQueremos – Ingrid Beck saca un protocolo para acosos sexuales en la redacción para Mariano Lucano. La Revista Barcelona está bien y no hace comentarios.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s